¡Solo nosotros! Una zona que hace tan peculiar a Tecla, es aquella donde se vive en las esculturas, el recordado y querido cuento de nuestra niñez: El Principito.

Comparte